Español de los Negocios

El español de los negocios (ENE, ELE/N, EFE/N) es una especialidad de la enseñanza del español con fines específicos (EFE). El español de los negocios se enseña como lengua extranjera en un contexto profesional concreto que es el mundo de los negocios, la economía, la banca, etc.

En los últimos años ha tenido lugar un desarrollo de la disciplina, que se ha visto reflejado en un considerable aumento en el número de publicaciones, congresos y cursos formativos de especialización para el profesorado.

Lenguajes con fines específicos, lenguajes especializados, lenguajes de especialidad o tecnolectos: todos estos términos hacen alusión a la variedad lingüística que se utiliza en determinados ámbitos profesionales y académicos. Se trata de un subcódigo dentro de la lengua común o general que se selecciona de acuerdo con unas necesidades expresivas y con el contexto comunicativo. Estas variedades o subcódigos presentan peculiaridades tanto lingüísticas —morfosintácticas, léxicas y discursivas— como paralingüísticas, kinésicas y proxémicas. En cuanto a su función comunicativa se ha dicho que prevalece la función informativa.

EFE (Español con Fines Específicos), es una denominación que se ha ido extendiendo desde finales de los 80 hasta pasar a constituir una de las áreas de más peso en ELE. La primera denominación que obtuvo esta rama de la didáctica de español fue Español comercial, que revela la falta de definición de objetivos concretos.

Dentro de este campo de EFE, se han distinguido dos grandes ramas:

  • Español con Fines Profesionales (EFP)
  • Español con Fines Académicos (EFA)

EFP es el subcódigo que los hablantes del español seleccionan para llevar a cabo su actividad profesional. Bajo esta denominación se encuadra generalmente la Lengua de la Economía, lengua de carácter técnico y teórico propia de un grupo reducido de especialistas en la materia, y la Lengua de los negocios, subdividida en la lengua de las finanzas y la lengua del comercio, de carácter semitécnico y, en determinadas circunstancias, próximo a la lengua divulgativa y general (Aguirre, 2011, p. 73).2​ Asimismo, se suelen incluir la lengua de la publicidad y la jurídico- administrativa.

El enfoque de la enseñanza del Español de los Negocios (ENE) va orientado a la adquisición y el desarrollo de las competencias necesarias para la comprensión lectora y auditiva, y la expresión, interacción y mediación orales y escritas en un campo de la actividad profesional en el ámbito de los negocios.